Hummus, tabbouleh y pan de pita

 

Hummus (para dos personas)

  • 200 gr de garbanzos cocidos
  • Un diente de ajo sin la parte del centro
  • Dos cucharadas de tahín
  • Aceite de sésamo
  • Una cucharadita de comino
  • Una cucharadita de sal
  • El zumo de medio limón
  • Pimentón picante y aceite de oliva para decorar

Trituramos todo con la batidora o robot de cocina, añadiendo más aceite de sésamo si fuera necesario, corrigiendo de sal y de acidez.
Servimos con pimentón espolvoreado por encima y un chorrito de aceite.

Tabbouleh de bulgur (para dos personas)

  • 60 gr de bulgur (en seco)
  • Agua y sal para cocer
  • 1/2 taza de perejil fresco picado
  • 1 cucharada de hierbabuena picada
  • 6 tomates cherry partidos en cuartos
  • 1/2 pepino en dados
  • 1/2 cebolla roja pequeña o cebolleta
  • Un puñado de pasas ablandadas en agua y escurridas
  • Pimienta recién molida, sal, aceite de oliva y limón

Cocemos el bulgur como indique el fabricante. Escurrimos y enfriamos bajo el chorro de agua fría. Pasamos a un bol y lo mezclamos con el resto de ingredientes. Sazonamos al gusto, más o menos picante o más o menos ácido.

Receta del pan de pita (ingredientes para 12-15 panes)

  • 250 gr de agua
  • 30 gr de aceite de oliva
  • 40 gr de azúcar
  • 20 gr de levadura fresca de panadero (casi un cubito)
  • 470 gr de harina de fuerza
  • 3 cucharaditas de sal

Ponemos en el vaso el agua, aceite, azúcar y la levadura. Programamos 1 minuto, 37º y velocidad 1. Añadimos la harina y la sal. Mezclamos 20 segundos a velocidad 6.
Ahora toca amasar*, para ello programamos 2 minutos y 30 segundos en velocidad espiga.
Dejamos levar la masa unos 40 minutos, dentro del vaso con la tapa puesta.

Encendemos el horno a 250º

Sacamos la bola de masa y dividimos en porciones de unos 50 gramos cada una.
Sin amasar en exceso, hacemos bolitas y vamos estirando con un rodillo, muy finitas.
Colocamos cada pan en la bandeja del horno, no hace falta que los pongamos separados entre sí ya que apenas crecen a lo ancho.
Horneamos durante cinco minutos, hasta que estén dorados pero sin llegar a ponerse muy marrones. Sacamos, colocamos todos sobre una rejilla y cubrimos con un paño húmedo para mantenerlos blanditos y así evitar que se rompan al abrirlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s