Las bebidas demasiado calientes “posible causa de cáncer”, según la OMS


Tomar bebidas demasiado calientes podría ser una causa “probable” de cáncer. Esta es la alarmante nueva advertencia que ha lanzado este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través del Agencia Internacional para la Investigación de Cáncer (IARC). Para la organización el consumo de bebidas “muy” calientes podría desencadenar en “cáncer de esófago”. La OMS eleva a “posible cancerígeno” las bebidas muy calientes y le quita esa misma la etiqueta al café, que llevaba desde 1991 en el listado de “posibles” señalando así la causa del posible problema en la tempertaura y no en el producto. La nueva alerta llega meses después que advirtieran de los riesgo de consumir carne rojas .

La organización puntualiza que el peligro está en la “temperatura” y no en el producto en sí, por lo que si se consume una taza de café a una temperatura “normal”, no debería haber riesgo ni existe este supuesto “efecto cancerígeno”, ha puntualizado la organización. “El consumo de bebidas muy calientes es una causa probable de cáncer de esófago y es la temperatura la que parece ser la causa”, ha afirmado Christopher Wild, director de la IARC, que ha sido la encargada de presentar el estudio realizado por un comité de 23 expertos.

El café estaba el punto de mira

Hace 25 años (en 1991) la OMS señaló el café como “posible cancerígeno”, clasificación que ha sido rebajada este miércoles porque no hay pruebas suficientes que sustenten una conexión entre el consumo de café y el cáncer. Lo mismo sucede con el mate. En cambio varios estudios llevados a cabo en China, Irán, Turquía y en países de América del Sur, donde el té o el mate se consumen tradicionalmente muy calientes (aproximadamente 70 ° C), han demostrado que el riesgo de cáncer de esófago aumenta en estas zonas, argumenta el comunicado de la OMS. A pesar de la alerta, la organización ha querido tranquilizar a la población recordando que “la temperatura normal para el café y el té en los países del norte de Europa y América están muy por debajo” de la temperatura de riesgo, ha explicado Dana Loomis, un epidemiólogo de la IARC.

No se puede pasar por alto

A pesar de la alarma que crean estos enunciados, los expertos piden calma y recuerdan que el consumo de bebidas muy calientes ha entrado únicamente en la lista de probables cancerígenos en base a diversos estudios. ”Se trata de una evidencia que no hay que pasar por alto pero que tampoco debe generar alarma”, explica a La Vanguardia el biólogo del CSIC Daniel Closa. Para Closa, que trabaja en el Institut d’Investigacions Biomèdiques de Barcelona es importante señalar que estas bebidas calientes han entrado en la lista de “probables y no de seguros” y por ello asegura que él seguirá tomando café. Para el biólogo que existan datos que relacionen el consumo de bebidas muy calientes con el cáncer de esófago únicamente significa que “no se pueden pasar por alto” estos datos y que es necesario seguir investigando. En cualquier caso, recuerda el experto, la probable relación entre cáncer y bebidas calientes se daría en muy altas temperaturas y elevadas dosis de consumo.

Fuente: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s